El poema muy largo (Comienzo)

Fui a la vieja noria,
que está cordel arriba,
pasando la vaguada,
y subiendo la cuesta,
en el antiguo término de Bercimuelle,
o, tal vez, ya en el de Gallegos.
No quedaba noria,
tenía la acequia rota,
el pozo cegado,
y la huerta perdida.
Pero era la misma noria
en la que “bañé desnudo mi cuerpo con el agua de los cangilones,
y soñé que en la tarde pastaban mi cuerpo polvorientos rebaños,
y abrazaba desnudo cantos
que herían mi cuerpo con esquirlas de ardiente esperanza”…
era algo así…
No fui ayer, ni antesdeayer.
Fui hace tal vez más de un año…
Pero esta noche lo recordé en mi cama,
medio en sueños,
y, casi desvelado,
pensé que esta mañana lo describiría
(con el tono nostálgico de la melancolía inevitable,
y también con el rubor incontenible por esta confesión prescindible,
pero, claro está, por la necesidad ingenua de impedir el ineludible olvido…).
¿Dónde, pero dónde queda, lo que nos hace sentir eternos?
Yo (no) sé hacer el canto de los días. […]

9 Me gusta

Bienvenido a Poémame.

¡Saludos!

Queremos ser eternos, pero los sabemos finitos.
Bienvenido ese poena tan largo.
:+1:

Buen poema, compañero.
Sé muy bienvenido.

Gracias a todos por la acogida. El poema original consta de unos 3000 versículos, unas 62 páginas. Si alguien lo quiere, no tiene más que pedírmelo.
Leo vuestras poesías, la de todos, y disfruto. Me resulta muy agradable (gratificante se dice hoy en día) sumergirme en un caudal tan amplio de palabras con intención poética.

Hermoso comienzo poético en Poémame. Bienvenido, compañero! Seguiremos leyéndolo…
Saludos, José Luis! :rose:

Exuberante en figuras muy atractivas que dan fluidez a la lectura y a la comprensión de manera orgánica—Lo aplaudo con mucho entusiasmo.