El panteón de los versos

¿A dónde van los versos ya leídos?
Aquellos que una noche se alumbraron
con luz de sollozos que escaparon
de mentes arropadas con suspiros.

¿Qué destino tendrán sus pobres almas?
Después de navegar entre las mieles
de esperanzas, de besos y placeres.
Ignoto remanso para el que ama.

Al panteón de las rimas que valientes
ofrendaron su vida de amoríos.
Brindaron en momentos tan urgentes
el bálsamo de amor de los sonidos.

En tumbas de papel aguardan quietas.
Conservan la ilusión de los recuerdos.
Esperan que la musa y el poeta
los devuelvan a la vida de nuevo.

6 Me gusta

Un ay dos ayes por esos versos valientes, que en paz descansen en sus panteones poéticos

Buen poema

1 me gusta

Aprecio su amable comentario. Gracias.

Hermoso poema y hermoso final! Saludos, compañero.

Muchas gracias. Qué amable comentario. Saludos.

1 me gusta