El oído del destino

El amor está escrito sobre agua,
lo confieso con lágrimas en la voz.
Y veo danzar remolinos en la arena
escuchando la música de la tormenta.

Ella está pescando en un vaso
sabiendo que nada encontrará.
Y yo estoy remando el barco
siendo observado por la quietud del mar.

A la orilla del rumor
llegan el secreto y las voces
Y es su pasado quién revela
el futuro de las estrellas.

En el carruaje del viento
se deja llevar por lo que siento
y los dos brillamos como diamantes
que se incrustan en la noche.

Otro gallo nos canta
en el oído del destino
Y una orquesta de silencio
suena en el funeral del fantasma.

3 Me gusta

Me gusta tu manera de hacer poesía hilando los versos y recomponiendo el poema con bellas y reflexivas imágenes…
Muy hermoso!! :clap::clap::rose::rose:
Abrazo fuerte, amigo!

1 me gusta

Te agradezco tus intervenciones en mis textos, amiga. Valoro mucho tu lectura. Te mando un abrazo grande.

1 me gusta