El mundo de tu ausencia

En las noches es siempre primavera,
y cada dimensión agazapada es flor,
semilla de cometa buscando apenas,
sin espacio, pensando entre vacíos,
allá donde comienza tu estatura,
esa luz que palpita, que no muere,
como el manto de almas que me inspiras.

Siempre quedan estrellas en tu cielo que no vibran,
quizá sean, solo eso, pasajeras de nubes.

Hay algo en tu mirada,
algo en ti que describe la verdad,
te observo desde abajo,
moldeas mi poesía, y tus manos recalcan
las horas muertas.

Dices pero no dices,
Me amas pero no te preocupa,
aprendo a presionar mi cicatriz,
ah, no son las heridas, es la sangre,
la que no se ha curado,
no puedo hablar con nadie, ni conmigo.

Tu ausencia ya es un mundo,
pero ése es mi mundo.
El único lugar donde sé que quererte
nunca me va a faltar.

5 Me gusta