El jarrón del mar

Todas las gotas del mar
en un vaso de cristal profundo
Las olas que derraman
los vértices del objeto, que quedó atrás
cuando las mareas se extendieron,
porque solo el reflejo en la superficie
era aproximadamente el cielo amanecido.
Los cuartos de una casa
en la orilla puesta sobre la ventana,
de lugares reflejados y
tan distantes que no pudieran alcanzarse,
Y tantas cosas que nos fueron sucediendo
quizás sueños en la mitad de la noche
lluvias que provenían también del mar,
Recuerdo los peces en medio de la mesa
y las flores encantando.
Sería acaso todo tan incierto
porque ahora solo distingo el final del pasillo,
el mismo verano en la pecera,
el idéntico jarrón como abandonado.

10 Me gusta

Uff acumulando todo el sentir de una vida para luego perderse en tan metafóricos versos, poeta!!!:clap::clap:

Ojalá pudiéramos quedarnos siempre en el salón de las fiestas, en el dormitorio del amor y del descanso y no en la penumbra del final del pasillo.
Me ha encantado el poema, Héctor.
Feliz domingo :sun_with_face:

Minada, muchas gracias por tu hermosa lectura. Un gran saludo!!!

1 me gusta

Hola, muchas gracias por tu lectura y ese paseo por esos lugares de la casa del poema.
Feliz domingo también para ti.

1 me gusta

Una casa especial y poética, precioso poema. Me gustaron esas imágenes que sugieres con los peces y las flores, como un sueño inundado por el mar…
Saludos, Héctor!

Hola, muchas gracias por tu lectura, encantado con tu comentario.
Un gran saludo.

1 me gusta