El hortelano y la penumbra

Pueden guardarlo todo-;
lágrimas solares de excepcionales despedidas,
la crispación de marzo en la vereda,
la distensión de sus manos en la fragata del cosmo
los cadáveres de pétalos
en el viejo mueble de la sala,
el clima afilado de enigmas y espinas
intercediendo en la entraña,
un diente de león sujetando lo verde
de su eterna y tierna mirada,
el aire que aún mantiene vigorizado
mis templos bombardeados en los pulmones,
enlaces exotérmicos y sentimientos encontrados,
los ataques de congoja
en esta noche brava…

Estoy intentando esquivar
aquello que eres tú
de lo lejos que soy cuando te pienso…
mis alcancías para el hado,
el debate con mis propios demonios,
mis recortes de antaño,
las historias de los míos
que son su tropa dentro de mis labios
destruir la soledad,
envenenar los cuervos de la soledad
destruir cada varilla del recuerdo
los costales de mañas para un buen amigo
de amarguras y los años,
mis piernas sin dueño,
los actos de amor sin testigos,
El hortelano y la penumbra,
una religión en reversa y sin ilusión,
la escena de un filme
donde biológicamente siempre,
parajes de tu eco detengan el trajín
de golondrinas sobrevolando girasoles en el corazón,
y el alma en vitrina para nunca usarse.

Porque mancha mucho
la leche del glaciar
Y la bola de cristal
Pronunciando cristales de amor

9 Me gusta

Hermoso poema, amigo!! Lleno de una gran riqueza de metáforas e imágenes que le aportan una belleza especial… :sunny: :sunny:
Un abrazo

1 me gusta

Hermoso :clap::clap::clap::clap:

1 me gusta

Grande!! :clap: :clap: :heart:!!!

1 me gusta