El fantasma que habito

El fantasma que habito

No es lúgubre
Tampoco siniestro

Sólo carga pesaroso
El collar de sus nostalgias
Merodea sus propios pasos
Royendo mutiladas memorias
De esperanzas desertoras
Apostasías lejanas
Y un heroico amor desvencijado

Desfalleciente se congrega
Alrededor del fuego nuevo
En oblación generosa
Sale al encuentro
De un semblante alusivo
Un ademán reminiscente
Un flanco complaciente
Señales pertinentes
Para mudar el espectral delirio
En un quizás
Como pretexto.

6 Me gusta