El consuelo de la geometría

Y que redondo es el mundo:

Cuna, cadera, cintura,

fecunda matriz.

Tan solo manos que se aferran

atrapando lo invisible

que está en bocas y ojos.

Es redondo el cielo

como mi anillo,

es redonda la luz

Que se esparce

generosamente

y los círculos del agua

que reciben a la piedra.

Quiero y querer

Es una vuelta

Redonda y hermosa,

como nacer y morir

y volver a nacer.

8 Me gusta

Ha quedado redondo tu poema también.
Muy bueno.

1 me gusta

Me encantan estos versos, compañera.
Sé muy bienvenida, Ester :blush::tulip:

Un hermoso y geométrico poema!
Te doy la bienvenida a Poémame, compañera.:rose:
Un saludo , Ester!