El cauce

La presencia de los días
martilla con toda intensidad mi hueso desnudo:
cavidades y proximidades
desde el centro del Mundo

rey de los olores opacos
ante la clarividencia de una pupila
nunca antes conocida…

las brisas y las horas
pasan sonando y retornan en picada
hacia la boca soleada.

Reír reír en la noche
para tratar de detener su avance

8 Me gusta

Buen poema. Me agradó leerlo. Saludos

1 me gusta

Gracias, estoy atento de tu comentario.

esos . . días martillando con intensidad el hueso desnudo

tremendos versos Bro

felicidades !

1 me gusta

La presencia de los días
martilla con toda intensidad mi hueso desnudo:
cavidades y proximidades
desde el centro del Mundo.

Expansivas descripciones que movilizan…
Un verdadero placer leerte compañero.
Un saludo @isaac.freire.uce.

1 me gusta

Sensacional poema, amigo. Me alegra verte de nuevo por aquí… :slightly_smiling_face:

1 me gusta

El placer es todo mío al recibirte en mi mesa.

1 me gusta

Gracias compañero. Un saludo inmenso

1 me gusta

ya era hora de regresar, gracias por esa bienvenida

1 me gusta

Me encanta leerte. Tienes un no sé qué muy tuyo en tus poemas. Bravo, compañero!

1 me gusta

Un poema muy hermoso! Saludos, Isaac.

1 me gusta

Wow, es esa intensidad que no se sabe, pero es tan interesante, vaya es todo un honor venir de ti, gracias por pasearte por mi espacio. De verdad me siento halagado

1 me gusta

Muchas gracias compañera… saludos

1 me gusta

Detener el avance de la noche. Me gustó. Saludos.

1 me gusta

Me alegro amigo. Un abrazo