El amor y sus orillas

¿Podré encontrar la orilla? - Las nubes se dispersan lentamente y yo aquí, en el filo de un acantilado, inventándole al amor una metáfora que no llega y que se escapa entre sombras y fantasmas, entre barcos destrozados, entre garzas que dormitan con el frío indescriptible de la noche. Se balancean las horas, amanece en los marjales y despierto entre imágenes dispersas que se pierden en la sombra.

¿Será que tú te has ido? -No Lucía, es el miedo envejeciendo, son las quimeras flotando, son mariposas monarca migrando por los bosques en invierno, es el hastío gritando, es Anteros envistiendo, son los erotes alados desfilando en una triada. Es el amor que solloza cuando abre las ventanas por la noche y se confunde, se desquicia, se perturba porque no encuentra la orilla y se bebe el silencio a carcajadas.

9 Me gusta

Que bella y profunda reflexión, entre anhelos y realidades!!! Me encanta la forma en que has encajado la prosa con esos interrogantes y esa contestación que se dirige a ti, a tu ser, muy original poeta!!! :kissing_heart::kissing_heart:

Una reflexión muy bella!! Las orillas, los bordes se prestan a ello, a veces no los encontramos, a veces estamos allí…
Un abrazo, Lucía!

Gracias Ana María; muy amable con tu bello comentario. Abrazos poéticos.

1 me gusta

Un diálogo profundo con el alma. Muy hermoso. Abrazos cariñosos.

ah que melancolía romántica
escribes para el deleite de nosotros tus lectores !!
mi admiración Lucía !

Es el amor que solloza cuando abre las ventanas por la noche y se confunde, se desquicia, se perturba porque no encuentra la orilla y se bebe el silencio a carcajadas.

Precioso Lucia, un placer la lectura.

Un abrazo :slight_smile:

Tu prosa es una maravilla.
Es muy hermoso leerte.
Abrazo de corazón.