Echando días para detrás

Echando días a la espalda vamos
los jubilados, mientras lo permitan
quienes desde el poder no facilitan
que las pensiones suban, que digamos.

Que si una paga digna nos ganamos
por qué los energúmenos se irritan,
cuando el pan de la boca igual nos quitan
mientras sólo en seguir vivos pensamos.

Quién sabe si al sistema le interesa
que no lleguemos con salud a viejos
para que no colapsen las pensiones,

para que no les pille por sorpresa
que viéndonos saltar como conejos
pisarnos no consigan los talones.

2 Me gusta