Duerme el solsticio

Duerme el solsticio
en brazos del ocaso.

Con sus alas
acaricia la noche
la piel de una quimera.

Entre nostalgias
se enreda la poesía
cuando las letras
asoman sin magia.

Y los trazos
sangran versos
de la savia
de la pluma…

Y la tinta
llueve canciones
en el alma
de la musa.

Quien lo iba a decir
que vería llover
nubes de recuerdo
en el umbral
de la memoria…
Para luego
hacerlos olvido
en la soledad
de la tierra.

Y la palabra
se hizo viento.
Agria sinalefa.
Caótico naufragio.

Voraz lanza
Afilada esquina.
Donde el silencio
deja huellas
Y el corazón
extraña.

Tráeme
las pestañas
de la madrugada.
Que la añoranza
hoy llega descalza.

3 Me gusta

Es imposible no citar esto… De lujo completamente. Todo hermoso el poema, y con pinceladas como tal, preciosa.

1 me gusta

Muchísimas gracias, @Deisak
Inmenso placer compartir letras!

1 me gusta