Dia de todos los santos

He aquí la tumba de mi madre
limpia y ordenada,
alguien pasó y dejó flores,
y quizás, también, una lágrima.

Bajo los flamboyanes de esmeralda.
desde los bancos del silencio,
refugios del recuerdo y del dolor
rememoro los momentos junto a ella.

Vulnerable criatura en el ocaso de su vida,
antes fuerte y luchadora;
dejó la herencia de acciones y dichos
que siempre estarán conmigo.
.
Del polvo venimos
y al polvo volvemos,
solo los recuerdos
serán imperecederos.

7 Me gusta

Muy bello tu poema, querido poeta.

“Bajo los flamboyanes de esmeralda.
desde los bancos del silencio,
refugios del recuerdo y del dolor
rememoro los momentos junto a ella.”

1 me gusta

Ni más ni menos :hugs::pray:

“Del polvo venimos
y al polvo volvemos,
solo los recuerdos
serán imperecederos.”

bello poema, recordando a tu madre, contemplando su tumba !!

"   del polvo venimos y a él vamos...  "

tan cierto

Un abrazo admirado @AljndroPoetry, tus comentarios significan mucho para mi.

1 me gusta

Gracias @luciagomez1956 siempre tan amble, me gusta que me leas y me encanta leerte .

Muchas gracias @Selene.Arte por pasarte por aquí, es un gusto saludarte

1 me gusta

Hermoso, Edel! Siempre estará en nuestro recuerdo y en nuestra vida…como bien dices…

“dejó la herencia de acciones y dichos
que siempre estarán conmigo.”

Mi madre era muy de dichos y yo ahora me sorprendo a mí misma diciendo sin pensarlas, muchas de las cosas que decía ella…
Abrazos, Edel!

Cierto compañero, siempre queda el recuerdo. Precioso❤️