Devorador

El alma antigua quiere despertar.
Su furia, bien se siente en todos lados,
él se nutre de niños asustados.
Ya pronto iniciará su vil cantar.

Anochece del negro malestar.
Luna de sangre surge por pecados,
malditos todos, siempre desolados.
El momento llegó, ha de escapar.

Nieve oscura cargada de temores.
Los pobres tontos mueren de agonía,
hijos todos de celos con errores.

El abismo muy pronto surgiría,
niebla negra de pálidos terrores.
Debemos derrotar la tiranía.

5 Me gusta

Tu soneto suena a algo apocalíptico y está muy bien trazado.
me quedo con ese último verso con el que concuerdo plenamente.
Saludos.

1 me gusta

Me alegra que te guste, y has captado muy bien la esencia . Es basado en una historia que me gustaría contar algún día, y precisamente es de carácter apocalíptico. Saludos amigo!

1 me gusta

Genial consejo acaba dando tu genial soneto

1 me gusta

Gracias amigo mío; uno que no debemos olvidar.