Despedida

Y borraré tu nombre.

Y lo haré con el rumor
de la noche por el río,
con el murmullo sin pausa
de insectos clandestinos,
con el oculto silencio
de los pájaros dormidos,
con la luna florecida
que fungirá de testigo.

Y derribaré en la plaza
los árboles, las estatuas,
los senderos y pasillos.
Suprimiré las callejas,
los muros y los escaños;
la acera donde estuvimos.

Nada que pueda recordarnos.
Romperé espejos y retratos.
Borraré rastro o garabato.
No quedará un número, ni un párrafo,
ningún nombre, nada… ni una letra.
No habrá fábula ni moraleja.

Nadie sabrá de ti.

Serás polvo de mi recuerdo,
mi pensamiento de la nada.
Serás sombra de mi mirada,
el rostro innombrable de mi alma.

Y quedaré solo, en la noche.
Diré las últimas palabras;
y entonces… borraré tu nombre.

Nadie sabrá de mí.

8 Me gusta

Hermoso poema, compañero!:rose:
Saludos!

1 me gusta

¡Muchas gracias, María! Un cordial saludo para ti.

1 me gusta

Pero qué bonito, Al.
¿Sabes? Me has recordado a Rafael de León, que me encanta.
Si no lo has hecho te recomiendo que leas de él “Profecía”. Y si te apetece, también “Pena y alegría del amor”.
Son una maravilla.
Un gran poema el que has escrito :clap::four_leaf_clover:

Bonito y fatalista y dramático, pero bueno muy bueno, me gustó mucho, un saludo.

1 me gusta

Muy bueno, muy intenso y muy dolorido, grito desesperado invocando ese ansiado olvido, poeta!!!:clap::clap:

1 me gusta

Qué agradecido estoy con tu comentario. ¡Muchas gracias! Ya lo tengo anotado a Rafael de León, para leerlo. Un saludo para ti.

1 me gusta

¡Muchas gracias! Un cordial saludo.

Saludos para ti Minada. Estoy muy agradecido por tu comentario. ¡Muchas gracias!