Despedida de un poeta

Todo puedes ser infinito. Así lo sentiste
música, amor, beso, lirio, primavera…
Te ardía la sangre por las venas
sin importar el frío ni el arrecife

Fuego y alma, la respiración diste
por la visión del verso, toda entera;
Solo el sueño con su infame despiste
pudo cortar tu vuelo, hacerte triste.

Pero todo es infinito todavía
auroras y luna son testigos
si enmarcamos tus versos en la cima

En tu inesperada despedida nos veremos.
Porque somos parte de tus versos
y seguirán brillando poeta, seguiremos.

5 Me gusta

bellos versos para una triste anécdota, así suele suceder. Felicidades.
Abrazos

Muchas gracias, por tu lectura y comentario. Saludos

Muchas gracias por tu comentario

1 me gusta

Hermoso cierre, para un bonito poema.

Saludos.

Muchas gracias por tu apreciación. Muy agradecida. Saludos

1 me gusta