Desolación en la isla- (A Providencia, Isla destrozada por el huracán Iota)

¿Adónde fueron,
en qué lugar habitan?
Se ahogaron las llaves
y los cerrojos, lloran.
Todavía semejan
sombras en las ventanas
y las casas se fueron
con la lluvia.
El mar agitado,
el huracán rebelde,
se lo ha llevado todo.

La palma que sembraron,
ya no disfruta el aire.
Se acabaron los trajes,
el perro, los zapatos
y dejaron olvidada
y desierta, la palabra.
La soledad de la isla
que cabalga en el silencio,
se cansó de guardar
tantos recuerdos
y las hamacas,
que antes se agitaban,
parece que se mueren
en la orilla.

¿Adónde fueron,
en qué lugar habitan?
A contraluz,
responden las campanas
que repican desoladas,
en la tarde.

10 Me gusta

Que bello paisaje tan triste y desolado, carente de ese hálito de vida, así ocurre cuando el desamor abraza la piel!!:kissing_heart::kissing_heart::kissing_heart:

1 me gusta

Gracias, querida poeta, por pasar y comentar.

1 me gusta

La palma que sembraron,
ya no disfruta el aire.
Se acabaron los trajes,
el perro, los zapatos
y dejaron olvidada

Qué bonito escribes.

¡Desolador!
¡Me ha encantado!
Si hay algo que me gusta mucho en los poemas tristes es la sensación de inevitabilidad.
Abrazos y aplausos :clap:t3: :clap:t3: :clap:t3:

P.D. Lo único que me entristece es que se base en un suceso real. Como siempre he dicho, amo la fatalidad en la literatura, pero no en la vida real :frowning_face: