Desinfección

Brutal Naturaleza-;
los bocados sin condimentar
los proliferación absurda de los márgenes.
Y huelo algo malo ¡carajo!
y ya no deprime cambiarme por otro
tampoco me estorba
el malo del cuento
quizá los rios del chubasco,
o ningun lector
en otro verso.
He cubierto a mi ansiedad con el vestido de tu juventud,
la oreja de van Gogh en una caja de Channel,
y me quedo en la burbuja de la tarde y con lo mismo que me ahorca y que resisto,
porque sabes que asi soy,
El más bizarro alumno de Bukowski que detesto,
la maldita transparencia en las ventanas,
la matiné de valentia que vendieron tan bien,
la pecera en la casa millonaria,
las llamadas en el móvil preguntando
¿Cómo voy?

Aún esperan que nieve en el desierto,
que florezcan taquicardias dónde hubo un corazón,
Pero no quiero colgarme en las alas de la fantasia,
aqui no hay un niño en la mar,
y no me gusta el béisbol,
Quisiera poder gritar
que quiero correr
pero soy demasiado fiel a mi locura,
a mi propia isla de caprichos,
dónde se vuelve tan claro odiar
y tan sencillo olvidar,
Pintar últimos veranos y hasta prontos,
donde el Absentis me cuente sus chistes,
dónde no hay cicatriz porque tampoco hay espejo,
no, y no y aguardaré por terremotos ariscos,
me acompaña una canción de vampiros,
el alto Himalaya, mis propios arrestos
Caín junto a Abel y mis propios delirios.

6 Me gusta

Profundo, magnifico…

1 me gusta

Muy bueno, compañero! Te aplaudo!:clap::clap::clap:
Abrazos, Lubdikar.

1 me gusta

Muy bueno, es un gusto leerte. Saludos.

1 me gusta