De nosotros a ellos

Ruego a Dios por esta agonía
entre el desdén de lo que has guardado
en el bolsillo derecho de tu codicia
y la quietud con que los minutos
se ríen de mí, desfilando con agujas
cada sesenta segundos cíclicamente.

Ilustro cada rincón con melancolía
con sueños hebrios y abatidos
huéspedes de noches atónitas
por sonidos sordos y quejumbrosos
de un adiós que sigue cocido en tu bolsillo.

Arrullo la dolencia de vivir sin alma
por haberla apostado al destino
que me ha jugado una mala pasada
me ha estafado con promesas blancas
en noches de exquisita utopía.

Si es un premio esta agonía
por haberme rendido al viento
que me arrojó al abismo de tus brazos
y abrazaré el caos que me condujo
a este desorden de palabras y acciones
que se contradicen apocalípticamente.

Cortaré las alas de la ilusión
que me encadenan a tus caprichos
para ser libre de ti y de mi
dejaremos de ser un nosotros
para que seamos solo ellos.

Claudia Viviana Molina

4 Me gusta

Bellos versos!
Horas de deshacer los nudos…antes de que aprieten demasiado.
Abrazos, compañera!!:rose::heart_eyes::hugs:

1 me gusta