De mi ego

No olvido
todo lo bonito que viví,
lo que sigue aquí y lo que se fue,
el dolor que se instaló sin querer
y cómo lo recibí,
cómo cambié
y dejé de ser yo creyendo ser feliz
para vivir la utopía y existir;
hoy toco libros,
escribo cada día
y así puedo verme otra vez
detrás del amarillo y el negro
que yo misma escogí.

(Me repito una frase que escuché:
“¿Quién dice que no puedes sentir lo que estás sintiendo, si es justamente lo que sientes?”)

11 Me gusta

Profundo y bello poema.
Los sentimientos no admiten diques que los contengan.

Precioso, Marta.

1 me gusta

Gracias, mi Walla! :hugs: :heart:

1 me gusta

Precioso poema Tali.

Besitos¡¡

1 me gusta

Gracias, preciosa!! :heart: :heart:!!

1 me gusta

Precioso y rebosante de felicidad, sabía forma de vivir, poeta!!! :kissing_heart::kissing_heart:

1 me gusta

Aiii, Minada… Gracias! :kissing_heart::heart:

1 me gusta

Precioso reencuentro contigo misma…:blue_heart::heart_eyes::rose:
Abrazo, Tali!

1 me gusta

Sigo en ello! Gracias, María, siempre tan dulce!!! :heart::heart::heart::kissing_heart::hugs:

1 me gusta

Claro que es real si lo estás sintiendo. Bellos versos.

1 me gusta

Gracias, Bea :heart: :heart: :heart:!!

Hermoso poema :heart:

1 me gusta

Muy bonito, en cuanto a la frase es como decir: prohibido prohibir. Me ha encantado como describes las fases de una etapa de tu vida, pero piensa que el tren sigue y que hasta que no llegue hasta tu destino, no te debes bajar. Un abrazo.

1 me gusta

Aiii, Alfonso, gracias mil, bonito ere!! :heart::heart:!!

1 me gusta

Hermosa tú, Galilea. Gracias! :hugs::heart:

1 me gusta