De López y de su respeto a Peña

“De una sumisión de pena . . .”

Bien recuerdo la campaña
lo atacaba con gran saña,
López traía de la greña
al ex presidente Peña.

Le iba a cortar la cabeza,
al votante hacía promesa
de que lo iba a procesar,
a enjuiciar y a encarcelar.

Mas, cuando llegó a Palacio
su discurso se hizo lacio,
le llegó el perdón y olvido
¿de tal justicia? . . . despido.

Todas aquellas promesas
en su boca quedan presas,
la mentira y decepción
son reglas no la excepción.

El día veintiuno de abril
mal parado frente al atril
dijo así, nada discreto,
que: a Peña “tengo respeto”.

También “consideración”,
tocándose el corazón
Andrés lo ha purificado
de pecados lo ha librado.

Le llamó “Señor”, ¡qué ultraje!,
el pueblo “sabio” tan maje
ni por eso lo critica
al peje hasta justifica.

Lo lamento, no exagero,
a su “mesías” populachero
los chairos harto defienden
aunque nada, en fin, comprenden.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 21 de abril del 2022
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

1 me gusta