De este lado

De este lado del mapa,
el ojo de la noche
entorna las ventanas,
roídas, aplazadas,
de este tiempo descalzo.
Todo vuela en el aire.
El cielo es un gruñido,
que estremece las pieles,
desbordadas, cansadas,
de mágicas pociones,
que detienen el tiempo,
humectando la cáscara.
Aunque su justa hora
no ha cambiado de mano,
y espera, inamovible,
el paso de los pasos,
camino hacia la nada.

Al demiurgo
le han robado una copia,
y nadie se ha hecho cargo.
¿Cómo se podrá hacer
para seguir, sin angustiarse,
si todo se termina
y no sabemos cuando?

Se derrumban los muertos
sobre nuestras cabezas.
Montañas de historietas,
convertidas en libros,
para engordar estantes
de grandes bibliotecas,
que muy pocos visitan.
Vidas que fueron algo,
que escribieron su tiempo,
que amaron, que lloraron,
y hoy ya nadie recuerda.

Sólo así viviremos,
sin pensar en mañanas,
que mejoren la suerte,
y nos traigan la calma.
Inminente, la muerte,
nos pisa los talones.
Se fractura la escarcha
en nuestros corazones condenados.
Apodícticos vientos que retumban,
y estremecen el aire del verano…
La espera es la antesala de la tumba.

8 Me gusta

qué grande, por favor!!! y ese final tuyo… maravilla desde el inicio! :clap: :clap: :clap: :heart:

1 me gusta

Rotundo.

Muy bello.

:clap::clap::clap:

1 me gusta

Hola, Tali!
Muchas gracias por la visita.
Me alegra que te haya gustado.
Gran abrazo!

1 me gusta

Muchas gracias Artemisa.
Eres muy amable.
Abrazo grande!

1 me gusta