De atardecida

Puedes tardar un segundo para sentir que el suelo que pisas es tu hogar, o pasar toda una eternidad pisando el destierro en tu propio suelo.
Cuan fría y húmeda es cierta soledad.
Un poema que empapa la conciencia.
Un abrazo María.
:hugs::hugs::sunny:

1 me gusta

Mil gracias, Gali! :pray::hugs::kissing_heart:

1 me gusta

Gracias por venir a leer y por esas palabras.:heart_eyes:
Buenas noches, José Antonio!:hugs: