Dar glosando el do de pecho

De un plumazo mandar mandas
a las musas al carajo,
cuando aplicarse en el tajo
se necesita a tres bandas.
Pues con las neuronas blandas
difícil se encuentra el modo
de removerse en el lodo
guardando la compostura,
cuando gran labia y frescura
se requiere sobretodo.

Será que yendo a porfía
pasamos juntos el rato,
quiera Dios que un insensato
de nosotros no se ría.
Pues quizás con ironía
se vea hoy el verso clásico
si por aprender lo básico
ritmo se le da al poema,
siendo entretener el lema
digo yo, desde el jurásico.

Que alimento de provecho
es la buena poesía,
si con muy sana armonía
dar lo diera el do de pecho.
Pues hoy nadie satisfecho
repetiría la historia
que todos en la memoria
de algún mentor recordamos,
lo que del glosar mentamos
es que fuera pura escoria.

3 Me gusta