Crónica rimada Antilópez (31-I-2019)

López Obrador como rey
presto se “brinca” la ley,
obvia las licitaciones,
pues, por sus “puros calzones”.

Él, contento en los “discursos”,
desconoce los concursos
de obra y también de adquisición,
impera su decisión.

Audaz, grita su exabrupto
al son de: “no soy corrupto
tengo limpia la conciencia”
con su engañosa apariencia.

El peje así justifica
al pueblo “sabio” le explica
la construcción del tren maya
y Santa Lucía, pura falla.

Las refinerías, las pipas
compradas, ¿con qué tarifas?;
en directa adjudicación
sin tentarse el corazón.

Amlo, el ahora Presidente,
actúa de forma inconsciente
viola Ley de Adquisiciones
y Obras sin licitaciones.

Anda dando malos pasos
con amigos, con “cuatazos”,
como en los segundos pisos,
los mexicanos . . . sumisos.

A López con su demencia,
¿dónde está la transparencia?
en México se proyecta
la dictadura perfecta.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 31 de enero del 2019

2 Me gusta