Cosas que viven entre el tiempo

Existen inusuales ocasiones en las que
los inertes segundos de alguna falsa muerte
gestan ilusiones de perplejo deleite
que luego nacen valiéndose de la esencia propia
y crecen como abstractos momentos que solamente
las fugaces nimiedades de la naturaleza saben consolar.

Es así como los pies del muerto viven un cálido sentir
pues la tierra conocida le acaricia sus ataviadas venas
ve como el mundo se expresa en boca de un amable anciano
las historias, la sabiduría y su amor es el eco de su vivir.

Su sensibilidad es ahora cual frágil piel adormilada
que permite curar la agonía de agotados nervios
y mientras se estimula con la avidez de serenos aromas
ahora sus pasos minimizan la gravedad bajo su cuerpo
y este, sintiendo el calor de su propia alma
ahora busca con goce besar la intimidad del universo.

Aunque duerme apacible y en armonía sobre los jardines de paz
algo se materializa frente al agobiado muerto
ha visto que vive con temor los misterios de las nubes
pero que a pesar de ello levanta su rostro con fe y bendice su camino
quizás no necesita respuestas a cambio de un trago de paz
pues lo que siempre observa es una sencilla eternidad.

Es así como ve a la bastedad comulgar con lo simple
el ciclo inicia y termina con el respaldo de la aleatoriedad
el agobiado muerto recita entonces las voluntades de lo natural
y en ese momento es pleno consciente de la tierra que le calma
tan consiente como sus descalzos pies
hasta que la incertidumbre gozosa de astucia
le hace a la belleza morir vuelta liquida
terminando escurrida en sus nuevamente tensos brazos.

Con la serenidad de parpadeos sosegados

me veo engullido por el interminable cielo

o siento la vida en las caricias de un triste viento

o me sumerjo en el cosquilleo de una tímida lluvia

todo eso y algunas cosas más, pues, los pies recuerdan

recuerdan los versos viviendo en ligeras fisuras

fisuras atrapadas en segundos muertos

que solamente las fugaces nimiedades de la naturaleza

saben consolar.

Y el ciclo del muerto, vuelve a empezar.

1 me gusta