Conviene acabarlo

Como cavernas cavadas por
crueles caníbales minerales.

Como calaveras acarameladas,
descuidadas a conveniencia de cucarachas
de copiosa carencia de comer.

Como cóncavos cielos cruzados por
cimbreantes centellas celestiales
centradas en cascar las cimas de los
cerros coronados con carámbanos colosales,
ciclópeas crestas congeladas.

Como cuentas contadas, quebradas, desacollaradas.

Descollantes compasiones cortadas,
Quereres quebraderos de quicios
Cogidas cubiertas de cuestiones
Recelos camuflados de confianzas
Confianzas con careta de escrúpulo
Escrúpulos celados con cinismos

Cuando el cariño comienza a caminar
con las zancadas quebradas de un cefalópodo
cuando canta cansado la cantaleta de la costumbre
Conviene acabarlo.

3 Me gusta