Congojas por el hijo ausente

Sol en el cielo azul,
nieve en las colinas,
tristeza en mi alma
y un dolor en el pecho
que el verso mira,
un dolor amotinado
que solo el verso alivia.

Y es ¡oh cielo infinito!
de tu manto aterciopelado
de puntitos brillantes,
fugaz se ha precipitado
un meteorito titilante
de efímero recorrido
al abismo ilimitado.

Negra nube ocultó el sol,
sus compuertas abiertas
blanquean el monte verde,
inundan la ciudad y la vega,
destruye sueños, asola anhelos
de mi huérfana pena
en el ardor de su saña.

Despojos soy de mi,
raído en retazos,
a merced de la furia
de un viento huraño;
desnudo, aterido,
nada que veo conozco
cual extranjero en mi mundo.

Miro como árboles:
el simple codear,
el medio que entretiene,
el trinar del ave
y en la pista ardiente
de la vida en mi entorno,
congojas por el hijo ausente.

31-03-2024
Edel@vateignoto

10 Me gusta

Sentido, profundo y doloroso poema, querido amigo Edel.
La perdida de un hijo es siempre irreparable, pero como adultos ya abatidos por los avatares de la existencia, saliendo airoso de ellos y con cúmulo de experiencias propias y ajenas Debemos y sabemos entender que todo lo que ocurre en nuestra Madre Tierra se debe a leyes del destino y cumpliendo las mismas, tenemos que acatarlas con fortaleza espiritual. Para que esté donde esté, no se sienta culpable de vernos abatidos por la perna de su ausencia. Y por el contrario desde ““allá”” y sabiendo cuánto hicimos por él en vida, se sienta orgulloso de vernos aún fuertes y luchando por hacer perdurar su recuerdo en nosotros.
Roguemos [por él
Fuerte abrazo

Conmovedor y bello poema!!!Un gusto leerle, poeta.

Este poema, compañero, me ha levantado la piel del recuerdo…

Me parece muy bueno y muy bien, canalizar el dolor a través de la poesía, pero no permita que se haga sufrimiento.

¡Estupendo poema!

Saludos

Una maravilla, Edel.
Seguro existe una conexión invisible e incomprensible que acerca estos versos al hijo ausente.
Abrazo fuerte :black_heart:

Hermosa elegía en el recuerdo de tu hijo…esa mirada al paisaje refleja tu dolor. Quizá los versos que escribes apaciguan el alma…
Te envío un abrazo enorme, querido amigo! :hugs: :kissing_heart: :kissing_heart:

1 me gusta

Suelen algunos seres terrenales, soñar tanto con los astros, que le nacen estrellas en el alma en ese fulgir de luz interna, se volatilizan y quedan siempre en nuestra memoria, que intuye desde nuestra propia oscuridad, que la luz del otro se ha exintinguido, pero es una ilusión, su luz sigue viva en nuestro recuerdo. —Un abrazo maestro poeta— Mis respetos.