Con todo

Con todo lo que ha pasado,
aún hay veces en las que me pregunto por qué yo
y no otro.
Y pienso en lo afortunado que soy.

Con todo lo que hemos vivido,
todavía no entiendo qué hay de malo
en querer dormir con la puerta cerrada
y el corazón abierto de par en par.
Pero no importa,
yo abro la puerta.

Y con todo,
hay veces que imagino la vida sin ti
como un mal sueño;
como una libertad fingida.
Y regreso,
muerto de frío,
al calor de tu mirada.

Y es entonces que hallo sentido a esta vida.

Y es entonces que me confieso creyente
de la religión que esconde tus labios.

Y ahora lo entiendo:
           eres la única fe que profeso.

9 Me gusta

Buenísimo compañero
Me ha gustado muchísimo
Un abrazo amigo

1 me gusta

Eres tú, que me lees con buenos ojos :slight_smile:

El placer es siempre mío, querida Nora.

Fortísimo abrazo, amiga mía :slight_smile:

1 me gusta

Ricardo, cuánto tiempo :slight_smile:
Un placer coincidir contigo por estos lares. Millón de gracias por tu comentario y por tu visita.

Fortísimo abrazo, amigo :slight_smile:

2 Me gusta

Qué súper preciosa declaración de amor, Raúl.
Te aplaudo :clap::clap:.

2 Me gusta

Muchísimas gracias, compi. De vez en cuando no viene mal recordar al otro lo mucho que le quieres :slight_smile:
Un fortísimo abrazo

1 me gusta

El calor de su mirada.
Bello tu poema
Saludos, Raúl

1 me gusta

Muchísimas gracias, @Magdalena :slight_smile:
Un abrazo :slight_smile:

1 me gusta