Con optimismo

Con optimismo tapo mis marrones,
con mentiras piadosas, cuando puedo,
que como una persiana yo me enredo
si descansar no logro entre algodones.

A mí que no me pisen los talones
si gestos y sonrisas no concedo,
porque supongan que me chupo el dedo
delante de una caja de bombones.

Pudiera ser que la razón bendiga
mirando de perfil cualquier conjuro,
cuando grogui extravíe la chaveta,

cuando ocultar no acierte la barriga
ni a rehacer tampoco mi futuro
porque a tomar por saco esté la meta.

2 Me gusta