Cómo

Cómo explicarte amor,
cuánto y cuánto te amo.

Para mí mirarte…
es beberme la ambrosía
de la mejor primavera.

Tus ojos vuelven suave la luz,
la hacen de seda,
como la de ese mar sin nubes
en el más tranquilo atardecer.

Para mí tu cuerpo es,
como aquella roja lumbre
en los más crueles inviernos.

Y aún así me hace poner…
escalofríos en mi espalda
y encender a la vez…
esa dulce tensión en mi vientre

Quizá debería borrar todo
y empezar de nuevo.

Porque quizá no sea tu cuerpo…
y la burbujeante lo seas tú,
que eres esa luz de un sol
que nunca cede.

O quizás ninguna palabra,
sirva para describirte…
Por eso se apaga en mi garganta
por eso muere…

4 Me gusta

Un placer de lectura. Saludos!

1 me gusta

Muchísimas gracias.
Saludos

1 me gusta

Me encantó la última estrofa:

Saludos.

1 me gusta

Muchas gracias
Un cordial saludo

1 me gusta