Ciclo de vida

Único ser en su esencia.
«Luzbel», provoca el parto,
y su imperio, pronto aumenta…
cuando adultez es marqués
la pujanza sufre baja,
y pese al cuerpo en merma,
siempre la mente trabaja.

Alza la fuente su cauce
que el cielo busca ufano:
es corcel que alegre corre,
pero el hiriente bocado
de los años, calma evoca.
Sin más que un triste diablo,
vuelve el chisguete a la boca.

Sangra mi vida con prisa,
final la ley proclama:
de la arena el grano es alma
que de mis manos se escapa;
pero abajo −vida nueva−,
su turno alegre espera.
Pronto el reloj se voltea.

9 Me gusta

Lauro, un poema excelente.
Manejas las metáforas de forma magistral.
Un saludo.

1 me gusta

Gracias por tu apreciación. Saludos cordiales.

1 me gusta

Un gusto tu visita y comentario, saludos

Nacer, crecer, decaer, morir…

para que todo vuelva a comenzar.

Un gran gusto leerte.

1 me gusta

Gracias por tu comentario; me acabo de dar cuenta que otro compañero que había comentado en este espacio ya no está.

Es curioso si tomo 16, en número de días desde el último comentario, y lo divido entre 2, el número de comentadores que han quedado (aparte de mí claro), me sale 8, y el compañero que te menciono es: “ocho_impar”… las matemáticas me persiguen.
Saludos cordiales.

1 me gusta

Sí, es verdad, había notado que había una respuesta sin comentador.

El ocho escrito horizontalmente, representa el infinito; verticalmente, lo imagino como el reloj de arena de tu poema; en cuanto al ocho-impar… Ese sí que es un misterio.

Saludos amigo matemático.

1 me gusta

[quote=“LauroArturo, post:1, topic:3563”]
Sangra mi vida con prisa,
final la ley proclama:
de la arena el grano es alma
que de mis manos se escapa;
pero abajo −vida nueva−,
su turno alegre espera.
Pronto el reloj se voltea.

Muy bueno tu poema, me ha encantado el final, saludos!

1 me gusta

Si lauro, la vida voltea, el reloj marca las seis a las nueve, pero no importa, estamos acostumbradis :heart_eyes:
Precioso

1 me gusta

Ese ocho acostado se me antoja un símbolo de la perpetuidad, y con esa imaginación tuya, se me ocurre que el reloj de arena también lo sea. Gracias por tus comentarios.

1 me gusta

Muchas gracias por acercarte a estas letras.
Saludos cordiales.

6 y 9, al ponerlos de cabeza los confundo.
Así aveces me trae la vida. Muchas gracias por tu compañía. Saludos cordiales.

El ciclo de vida terrenal termina cuando el último grano de arena viaja a su lecho, con una lágrima, para cumplir su designio.
Bellos y profundos versos!
Reflexivo poema.
Saludos cordiales, Lauro!

1 me gusta

Gracias por su comentario, estimado Mucio; me ha formado la imagen del puño de tierra como señal de despedida cuando parte algún ser querido. Es un gesto muy practicado por el pueblo donde yo nací.
Saludos cordiales

1 me gusta

Esto es de lujo, sí, completo está muy bueno, y muy inteligente e interesante, me llevo esta, como souvenir.

1 me gusta

Eso es, el tiempo revolucionado, relativo y que muchas veces se ensaña con nosotros.
Paciencia con el :upside_down_face:

1 me gusta

Genial, esa interpretación no la vi venir.
Saludos compañero, y muchas gracias por tus comentarios.

Gracias muchas mi estimado @Deisak, es un gusto. Saludos cordiales

1 me gusta

Magistral compañero @LauroArturo
Abrazo

1 me gusta

Es un gusto @marttucca. Diez mil abrazos y agradecimientos por pasearte por estas letras.

1 me gusta