Celebración

Lo último que miré fueron tus nubes,
las riberas mutuas, esa cadencia
de la lluvia otra vez sobre el centeno.

Como aquel trueno tórrido, la tarde y sus dorados
instantes al acecho del instinto
en mi recuerdo están.

Lo último que miré fueron los surcos,
las arrugas de luz entre los tilos,
la llegada del agua y la partida
luna por nosotros. No hay expresión
de nada inútil. Todo es suficiente
y lo celebramos. Nadie sin gozo
sobre esta vida navío de estrellas.

9 Me gusta

Me pareció maravilloso, compañero…

Bellísimo este arranque:

:blue_heart:

Me gusta mucho como escribes, Raúl. Saludos!

1 me gusta

Hermosas letras.
Gracias por compartirlo.

1 me gusta

Te agradezco mucho el comentario, María.

1 me gusta

Muy lindo!! Un gusto leerte. Saludos cordiales.

1 me gusta

Grandiosa la primera estrofa, allí se define todo lo sublime del poema, (lo último que miré fueron tus nubes) sabe despedida ambivalente desde lo alto visto desde abajo y viceversa «riberas /mutuas/cadencia» me gustó la acentuación rítmica, que no pasa desapercibida; «esa cadencia de la lluvia otra vez sobre el centeno» genial como sentencia y como verso aislado—Un gran aplauso. Saludos.

1 me gusta

Agradezco sinceramente que te haya gustado el poema y tus acertadas aportaciones. Un cordial saludo.

Todo es motivo de celebración en tu poema.
La mirada a los surcos, la luz entre los tilos y la llegada del agua y sobre todo la luna …
Anunciadora de utilidades y disfruyte de goces.
Muy bueno el poema
Abrazos