Canto XVI

Pasa
el vendaval de alas negras
que ensombrece
mi huerta sin frutos.

Cavo mi tumba
en el rincón
donde sembré mi esperanza,
en donde nunca
floreció.

Muero
sin prisas y sin pausas,
derramando
mi odio y mi tedio
sobre un crepúsculo
vertical.

8 Me gusta

Un abrazo también para ti amiga.

1 me gusta