Camisa de once varas

Si me meto en camisa de once varas
mejor conozca bien las consecuencias,
que luego reparar las negligencias
ojo al dato, resultan, y muy caras.

Pues ni oculto detrás de las mamparas
haría yo a los necios reverencias,
porque evitar quisiera las dolencias
que al tiempo me acarrean nuevas taras.

Y responsable soy de mi ventura,
que si tiro la piedra y presto escondo
la mano, que el demonio me castigue,

pagando sin demora la factura
ante la cual con mi sudor respondo
esperando que todo mal mitigue.

2 Me gusta