Calavera Literaria a López Obrador, 2022

Nuestra parca, en fin, se engalla,
quiere a López, no desmaya
calaca tilica y flaca
va tras esa chachalaca.

Del hackeo de guacamaya
el diagnóstico no falla,
lo mira chocho y enfermo
quiere darle sueño eterno.

Porque su esfuerzo se agota,
ya sabe que tiene gota,
hipertiroidismo, angina,
esa Catrina tan fina.

Conoce el teje maneje
del más allá, ve que al peje
no le sube agua al tinaco,
luego, confesó ser naco.

Por si esto fuera poco
solo se le prende el foco
para engañar, siempre miente,
por eso le pela el diente.

Desea occiso al macuspano
muerto hacerlo primo hermano
de tabasqueño linaje
vestirlo en lúgubre traje.

Y aunque él se muestra reacio
lo sacará de palacio
para mandarlo a una tumba
junto al “Chico Che” y su rumba.

En el panteón, Calavera,
podrá tener mañanera
con show de circo y maroma,
es bien chaira la pelona.

Hará que López comparta
su transformación de cuarta
en los infiernos podridos
“pukes” de fiambres jodidos.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 31 de octubre del 2022

1 me gusta

A menudo el propio mal se psicomatiza. Buenos días don Gonzalo

1 me gusta

Hola, Lpq1950, que gusto en saludarte. Sí, no hay duda; pero, gracias a Dios, no hay mal que dure cien años . . . aunque sí que deja graves secuelas. Muchas gracias, que sigas estando bien.