Belleza relativa (dedicado a Juanjo Junoy)

La belleza perfecta no existe —o por lo menos no la visto—. La escoñetabilidad de su rostro enmarronado y frésico como un glande rojo, le da (y usted lo sabe) un punto delincuencial muy interesante.

Cada zanja, cada engalardonada arruga usted se la ganó a fuerza de golpes y coñazos. Pero de igual modo, en cada beso que da, a usted se le despelleja el alma en un hilo fino, cuando en segundos, usted se derrama intermitente, tan espeso como los escupitajos de los otrora jóvenes más ardientes, desafilándose usted, en un contrapunteo de cuerpo a cuerpo, exhalando viéjico su último aliento.

¿¿Sabe una cosa?? De una forma chorética y casi garabatal, usted es sumamente hermoso, con esa hermosura que sólo da la sabiduría asentada en la vejez.

Su voz brava de hombre manso, al poemarse recitado, da la impresión de tener textura de un roble, en horizontal dormido, como esa larga flácidez que de seguro lo adorna.

Sí, usted es como algo que está encastrado e incómodo… el autorretrato frontal de un viejo pintor arrugado, completamente desnudo.-

Chane García.
@ChaneGarcia.

La imagen usada es un autorretrato, desnudo, del pintor Lucian Freud.

2 Me gusta