Bebés gemelos mirándose el uno al otro por primera vez

Casi que mirándose al espejo, desespejado…

No hay límite
ni la fronteralidad conteniente de un marco.

El reflejo pierde su hoquedad natural, su insustancia y se hizo carne
para entonces
una vez allí, usurpar el puesto.-

Chane García.
@ ChaneGarcia.

2 Me gusta