Ave platina

De arcana flor regente,
cae rocío en pétalos de plumas.
Hundidas en la espesura del silencio,
las vivencias de un ave nocturna.

Llora el rocío del tormento,
la lluvia que moja las dunas.
De un desierto en la rivera,
de las planicies de la Luna.

Quien quiera que sea, vuela,
y al volar muere en silencio.
La oscuridad del firmamento,
es su letárgica locura.

Pero entonces todo debe caer,
todo lo que existe debe ceder.
Obliterarse a la entropía,
dormirse en las arenas blancas.

Quiere morir el universo.
Y quiere llevarse consigo al ave plateada.

La pena es una cosa interior,
proyectada en las luces de estrellas.
Y cuando lloran del rocío vuelan,
las vivencias de un ave platina.

Quiere dejarse caer, dejar de volar.
Quiere volver a planear en la tierra.
Los aires y las montañas le son memoria,
tersa y voluble la faz del planeta.

Un ave platina que quiere anochecer,
anochecer en la oscuridad.
Un cielo diáfano y profundo en la distancia,
que brilla con el atardecer.

No puedes, ni debes volar,
mas alto el aire termina.
Las nubes son corrosivas,
y el mar un abismo de hiel.

Quien quiere, algo debe sacrificar.
Quien desea, algo debe perder.

Y el ave platina desea demasiado,
el ave platina cada pluma deberá ceder.

6 Me gusta