Atracón

El alma tiene hambre
y va tiritando al lecho
de cautiva glotonería
por esa esencia y manía
de pura palabrería

Suben y bajan las ansias
y lo bello desentraña las amarguras
como un éxodo poético
ante la distancia que nos doma

Por eso, te pienso
un vitral de tu rostro,
en desmedida consciencia
que pinta de rubor los renglones

Si pudiera saborear
un fúnebre abrazo
en el que muera
esta indeleble marca
hambrienta en este atracón,
que se me perfila dilatada
en un corazón desahuciado

4 Me gusta

Hermosos versos, Jocelyn. Me alegra leerte de nuevo. Abrazos!:heart_eyes:

1 me gusta

Saludos María :purple_heart::purple_heart::purple_heart: gracias por leer, un placer estar de vuelta. Un abrazo :hugs:🩷

1 me gusta