Asomándome a mi abismo

¿A dónde se fue mi vida?
Dicen que la vieron
retorciendose en un antro
en el filo del olvido,
entre escamas y espinas de dolor.
Balbuceando una última lágrima de lis
en la garganta eterna de la mentira.
Camino sobre un aire
de burbujas de plomo
y un abismo de hielo
me quema las uñas.
Un súbito hálito de dulce calima
tiñe mi pecho de estiércol febril.
Se rompió la herida
que pintó mis alas.
Y la sangre, a borbotones,
lasciva lengua afrutada,
recorría sigilosa
la cabellera del miedo
entre escozores de sal.
Si mi vida ya no es vida,
¿por qué respira, sin vida,
oliendo a paños de muerte…?

10 Me gusta

Suculento de principio a fin. Felicitaciones, Manu. :black_heart:

1 me gusta

Gracias. Me alegra que te guste. :heart_eyes:

1 me gusta

Uff buenísimo. Felicidades :clap: :clap: :clap:

1 me gusta

Pues sí que te asomaste a los abismos…hermosos versos, Manu.:rose:
Un abrazo.

1 me gusta

Que versos más intensos y dolorosos, poeta!!!:clap::clap:

1 me gusta

Buena, pregunta, Manu.
Quizá la respuesta tenga forma de esperanza.
Me ha encantado tu poema :blush::four_leaf_clover:

1 me gusta