Arenales-Triana

Llegó la hora de renegar de ti,
de no caminar,
no oler ,
no ver más allá de estás cuatro paredes
que cubren los órganos de la hiena,
la primera que pretendió tener alma.
De ser nadie en un ayer en el que viví soñando el hoy.
Recuerdos de los que reniego sudando ansiedad.
Siento el miedo y la tranquilidad posterior
de los reflejos del pasado,
del cilicio de sentimientos enquistados.
La música será enterrada lejos.
La luz hermosa de la vela no deja de ser fuego,
puede hacer arder una vida entera.
Llegó la hora del crujido del silencio.

  • Los Arenales y la Calle Mayor de Triana son zonas de Las Palmas de Gran Canaria. Por cierto, en el barrio de los Arenales; “viví” un tiempo, y entre ambas zonas también pasé algún año sembrando las semillas de la inconsciencia.
2 Me gusta