Arde Tenerife

Para cantar hoy no estamos
mientras Tenerife arde,
ojalá que Dios nos guarde
si este infierno no paramos.
Si es que todo lo arrasamos
remedio igual no tenemos,
si pasto del mal seremos
otro planeta no existe,
si en quemarlo se persiste
con él también arderemos.

Falto este mundo de amor
apenas da pie con bola,
si cualquiera descontrola
siendo presa del terror.
Fácil algo de fervor
mal igual no le vendría
si con su sabiduría
actuara con más cabeza,
sabiendo que con nobleza
mucho más feliz sería.

Hoy sin tino ni chaveta
nos quedamos sin aliento,
si sonando todo a cuento
lo ajeno nadie respeta.
Que bien lejos de la meta
esta perenne inquietud
hundidos en un alud
el incendio aquí nos tiene,
sin que aún nadie lo frene
con notoria exactitud.

3 Me gusta

Un gran problema lo de los incendios; no hace falta que recalque no estamos machacando nuestro entorno. A ver si con la pluma, la creatividad y la poesía (poesías como ésta, lírica y a la vez reivindicativa) logramos mover alguna fibra.

Buena lírica. Y muy justa la reivindicación! Dramático lo de los incendios. Ojalá termine pronto!