Aquí y ahora

Nuestra energía en este AQUÍ Y AHORA
debiera demostrarse igual con hechos,
para poder sentirnos satisfechos
si con rabia hasta el necio colabora.

Será una fuerza de tracción motora
la que aún nos mantenga bien derechos,
la que incluso rompiéndonos los pechos
no admita incertidumbre ni demora.

Se dice que las cosas pasan pronto
cuando en peligro estamos hoy de muerte
cuando acaso la fe no nos asiste,

por lo que la película yo afronto
sin descartar que toda mala suerte
sobre los más escuálidos persiste.

2 Me gusta