Aquí me tienes (Soneto sáfico)

AQUÍ ME TIENES (Soneto Sáfico)

Más que ver, yo quiero escuchar el ruego
de la salida oscura de tu älma,
pues al decirte amor lo que me calma,
te burlarías como siempre y luego…

¡Yo moriría en gran desasosiego!
Y tú tranquila en la intención que empalma
el corazón que en sufrimiento enjalma;
cargado como al animal de juego.

Triste bocado de la interminable
desilusión de los anocheceres,
porque tu seriedad no es favorable,

¡Es que me atenta tu maldad y hieres!
¡Yuju! Äquí me tienes ¿Quieres que hable?
La indiferencia viva es lo que ëres.

David Contreras
Valencia, Venezuela
(08-08-21)
descarga (3)

4 Me gusta

Un buen repaso “sonetil” le has dado :). Seguro que vuelve a ti pensativa y arrepentida.

Saludos.

1 me gusta