Aquel amor

quem nunc amabis?
cuius esse diceris?
quem basiabis?
cui labella mordebis?
Catulo, VIII

Te lo di todo y todo fue tan poco para ti
que ahora es nada aquel amor que te tenía.
Aquel que hirvió en las tardes y saludó las noches
mientras buscaba fabulosos animales por tu piel.

Aquel amor que, inocente y entregado,
rompió las soledades junto al mar y en la cama,
con la fuerza de un dios desconocido
y besos imposibles quebrándose al caer.

Quizás no sea bueno recordar lo que fuimos
para no darnos cuenta que vuelve a suceder
que otro amor, quizás igual que aquel,
nos engañe -ángel o diablo-, nuevamente otra vez.

6 Me gusta

Bellos versos, poeta!!!- Un gusto pasar y comentar.

“Aquel amor que, inocente y entregado,
rompió las soledades junto al mar y en la cama,
con la fuerza de un dios desconocido
y besos imposibles quebrándose al caer.”

1 me gusta

El gusto es mío, por supuesto. Por el regalo de tu lectura, tus palabras y tu tiempo.

Bellísima introducción de versos en latín.
Muy intensos e ilustrativos tus versos dibujados por el amor, poeta!!!

1 me gusta

Gracias Minada por tu comentario y tu lectura. Un saludo.

Te di tanto. . .
Precioso Francisco
:hugs: :hugs:

1 me gusta

La entrega sin condiciones es la que nos quita y nos da. Gracias por comentar. Saludos.