Aprendiendo entre sombras

Aquella tarde, la sombra detuvo el paisaje,
había sitio para dos. Nadie quiso preguntar.

Cierra sus ojos de esparto, entiendo a la voz
de ropa mojada que intenta secarse.
Sobra el sol
y atrasar las horas, es imantar dolor al sueño,
derramar el mar.

Algunas jaras lloran cuando vuela;
guardo una gota difícil antes de tocar suelo.

En la cima de la montaña…el aroma del romero persiste
mezclado aguas de primavera.
Nunca calculé la altura,
tropieza la muerte en la misma piedra,
vendrá una tarde igual.

……………………………………………………………………………………………………………

Aquella tarde, una sombra detuvo el paisaje,
había sitio para dos y no quise preguntar…

Abre sus manos.
Comprendo su olor a ropa nueva buscando lugar;
trae sol, calimas, labios de seda sin reloj.
Cinco mil días después, sigo sin entender su canto…
dulce pero gutural.

Algunas jaras ríen a su paso; vino para quedarse,
ser parte activa de la luz.

En la cima de la montaña…el aroma de romero resiste
mezclando aguas y arenas.
Sombras de sombras,
tras liberar la última lagrima…
amando la vida, hasta otra nueva.

16 Me gusta

Dos etapas, dos momentos y pocos cambios (a mi entender). Pero sí uno definitivo, el final del sueño.
No es fácil a veces tu poesía, pero siempre es atractiva.

Saludos cordiales, Pedro

1 me gusta

Te lo voy a explicar si no te importa.

La primera etapa corresponde a una época que la muerte se llevó a alguien a quien yo amaba con pasión, una tarde la parca segó una vida joven…y ahí al final de esa primera parte, ya había aprendido a soportar el dolor, pero no el sufrimiento.

En la segunda parte, otra sombra en un lugar muy lejos de aquí, invade mi tristeza, se cuela en mi corazón y me hace ver, frente a la diferencia de culturas, etnia y costumbres otra forma de interpretar la vida…desterrar el sufrimiento sin olvidarnos de esa gota que siempre está pero de forma diferente.

No sé si te habrá quedado algo mas claro…no me importa explicar lo que escribo.

Gracias por tus comentarios e interés .

Saludos

3 Me gusta

Gracias por la explicación. Mucho mejor, sí.

1 me gusta

Precioso, Pedro, sin más!! :sunny: :sunny::herb:
Un abrazo, amigo.

1 me gusta

Vislumbré dos actos pero leyendo tu explicación todo fluye con más nitidez, el amor y el dolor entremezclados, estoy de acuerdo contigo que aprendemos de esas sombras, de esos dolores, poeta!!!:hugs::hugs::hugs:

1 me gusta

Nos brindas un poema con el que tejes paisajes con palabras.
Versos donde la vida y la muerte dialogan en la melancolía del tiempo.

1 me gusta

Excelente manera de narrar momentos vividos, a manera de profunda introspección humana. Aplaudo, poeta!!! Un gusto leerle.

1 me gusta

Agradecido.

saludos

1 me gusta

No tendría sentido alguno vivir sin aprender, solo existiríamos, nada más.

Gracias , Ana

Este comentario es una reflexión, entre otras cosas porque mantengo que la vida y la muerte son dos formas iguales de existencia.

Gracias , Alejandro.

1 me gusta

Ya lo he escrito varias veces y dicen que lo dijo Buda: el dolor es inevitable, el sufrimiento , no.

Gracias por tus comentarios.

Saludos

Gracias por sentir mis escritos, valor tu opinión.

Saludos

1 me gusta

Gracias a ti, amigo.
Un saludo

Dos voces armónicas tiene este poema de Pedro el uno, yo lo aplaudo porque me ha encantado.

1 me gusta

Pues quedo agradecido por su gesto. Siempre es un valor añadido su comentario.

Abrazo.