Anidando mis silencios

Vuelvo a escribir desde mis adentros
desde el hondo y profundo mar
que me separa de lo que parece correcto
anidando mis silencios.
Retorcidas palabras
que parecen crecer.

Si te vuelves mariposa
no olvides que un día fuiste capullo,
deja que lo humano se separe
de lo divino
para que los defectos
se vuelvan virtudes,
para que lo inmenso
se vuelva posible.

No creo en la eternidad.
Ni en las promesas paganas
de quienes no tienen alma.

A mí me sirve más lo real.
Adoro las miserias ajenas
sobre todo, cuando se parecen a las mías.

13 Me gusta

Vuelvo a escribir desde mis adentros
desde el hondo y profundo mar
que me separa de lo que parece correcto
anidando mis silencios.
Retorcidas palabras
que parecen crecer.

Uffff… qué hermosa entrada, cala por dentro leer esos versos. Bella lectura ciertamente.

Abrazo poetisa.

1 me gusta

Este cierre es un broche de oro!

1 me gusta

Me pareció precioso este arranque, lo mismo que el título…:smiling_face_with_three_hearts:

Hermoso poema, mi Lidi. :rose::hugs::kissing_heart:

1 me gusta

Espectacular tu poema, compañera.
Aplausos :clap:

1 me gusta

Tus versos tan viscerales y carnales como la vida misma, se palpan, poeta!!!:clap::clap:

1 me gusta

Me encanta este poema!!!

"No creo en la eternidad.
Ni en las promesas paganas
de quienes no tienen alma.

A mí me sirve más lo real.
Adoro las miserias ajenas
sobre todo, cuando se parecen a las mías."

1 me gusta

Grande, mi Lidia, me encantó! :heart: :heart: :heart: :heart: :clap: :kissing_heart:

1 me gusta

Me encanta esta parte… Divina…

Me ha gustado mucho leerte.

Que estés muy bien.

Besitos.

1 me gusta

Muy sincera en tu expresar.
Más aplausos

1 me gusta