Anhelante quimera

Brazos blancos de semblante sonrosado,
envuelven su niebla en grandeza y luz,
florece sobre los labios como la lluvia.

Gris como las noches de luna,
brilló y paseó sobre el lago,
convirtió su esencia en mi destino.

Volvió con su rostro silencioso
a mi estancia lógica y nostálgica,
mantuvo su triste prisa
en la finura libidinosa del sendero.

Has tenido una visión repentina,
ver el pálido aliento y el amor de mil plagas,
soñar con laberintos de almas oscuras.

Un rayo largo, delgado como la nieve
talló fisuras de oro mágico inquietante,
como perlas brillan ahora en un marco.

6 Me gusta

Me encantó toda la composición poética, pero estos versos se me enquistaron con latente porosidad. Gracias por imprimir esas emociones, querido poeta. Abrazo fuerte, Juan.

2 Me gusta

Muchísimas gracias por tus palabras :black_heart::pray:

1 me gusta

Onírico paisaje y evocador.

1 me gusta

Me encantó el poema,transmite sensaciones distintas en cada lectura.
Saludos

1 me gusta

Gracias por tus palabras es un gran aliento para seguir adelante :black_heart::musical_score:

Gracias por el apoyo y por tus palabras. :musical_score::black_heart: