Andanzas

¡Y pueda que llueva hoy!
que me intimide la histeria
tu mirada tatuada de fantasía,
que desollen mi fe
en el refugio eterno y vulnerable de un ratito.
Quizá sea mejor dormir
A no verte más aquí,
Existir para tan solo sufrir,
Arder en lo efímero de lo tangible,
Olvidar nuestro lenguaje
la paronira de una puerta sin seguro…

No estamos para las despedidas -
para jugar al amor entre castillos de naipes,
para la invalidez de necesitar a otro alguien,
para impacientar distancias con tu ausencia,
para colorear las sombras con aluviones de cenizas,
alucinar predeciblemente tu sonrisa,
el relato donde las aves regresan,
deshielar estos vacíos
transformar toda música en amarga vivencia.

Y puede que te encuentre en un abrazo,
que nos diagnostiquen guerras de agonía,
acostumbrarnos por deleite a lo Salvaje,
extrañarnos inmediata, entrañablemente
que divida el Mundo el dolor en nosotros.
que experimente el destino con dos nuevos locos.

Te pienso todos los días -
en una vuelta al Sol,
y en la cascada de todas las lunas,
en la coartada de los intrusos,
con el esclavo en mi silueta
sangrando hipocondrias,
en el relieve de las consonantes,
y en la puta falta que me haces…
Y lamento profundamente
que estés a la mitad del camino,
en los suspiros que soñaron encontrarte,
en el transcurso destructivo dónde juntó tus millones de pedazos,
dónde te tiendo la mano
y descubro lo imposible que es salvarte,
en las palabras que yo nunca dije a nadie,
en la sorpresa o amenaza de tus alas destrozadas
En el espinazo del atardecer sediento,
en las manías que nos lleven juntos
a volar a cualquier parte

7 Me gusta

Precioso :heart: :heart:

1 me gusta

Me gusta :clap::clap::clap: Saludos

1 me gusta

Me han gustado esos versos por sus metáforas y cuánto encierran.
Aplausos
Abrazo

1 me gusta

Y cuánta verdad encierra tu poema… felicidades.

1 me gusta

Que tremendo poema @Lubdikar !

Todo vibrante y potencia, no dejarse nada. Vaciar ese sentimiento para aligerarse, sacarse el corazón y voltearlo al revés, golpearlo contra las piedras como un saco tejido con versos para despegarle las virutas, los abrojos, las incrustadas plumas de amores que allí anidaron y que ahora lastiman a cada respiro.

Felicidades y enorme aplauso!

2 Me gusta

Un poema desde las entrañas… Un hermoso lamento.
Saludos, compañero.

1 me gusta